shadow_left
Logo MareaViva
Shadow_R

Formulario de acceso

Publicidad

Vida submarina

Ficha de Peces


 
   
Variables a tener en cuenta al planear una salida de pesca PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Nuno Dias   
Thursday, 09 de October de 2008

Escrito por Nuno Dias.

Traducido por Jerónimo Alvarez.

 

Aunque ya sean obvios para algunos pescadores, aquí van unos consejos en forma de ayuda o un retorno a lo más básico para quien los haya olvidado (siempre da gusto tenerlos a mano para un análisis o planificar la próxima salida de pesca)...

1. HORA DEL DÍA:
A primera hora del mismo o al final de la tarde, pues, en general, suele registrarse una mayor actividad de los peces.
Considerar la posición del sol en relación al campo de caza, así obtendremos ventaja al dejarlo a nuestra espalda o desventaja si lo tenemos de frente.
Al mediodía el sol está en su cénit lo que proporciona una mayor visibilidad del fondo y menor en la superficie debido al grado de incidencia de los rayos solares.

2. CIELO LIMPIO:
Mejor visibilidad debido a una mayor penetración de la luz solar.
Ventaja de visibilidad en relación a nuestras presas, posicionando el ángulo de incidencia de la luz solar a nuestra espalda y desventaja en la situación contraria.
Posibilidad de bajada de temperatura en Invierno y, en general, buen tiempo en Verano.

3. CIELO NUBLADO:

Menor visibilidad, en especial a más profundidad debido a la falta de luz solar.
Aumenta nuestra capacidad de maniobra en relación al ángulo de incidencia de la luz solar.
Posibilidad de aguaceros.
En general en Invierno proporciona una temperatura estable y enfriamiento en verano.

4. LLUVIA:

En zonas próximas a la desembocadura de ríos, la lluvia va a enturbiar el agua a causa del aumento de caudal de los mismos y del número de partículas en suspensión (detritos) que reducen considerablemente la visibilidad.
Cuando los aguaceros sean moderados, pueden traer nutrientes, lo que provoca una mayor concentración de peces, especialmente en la desembocadura de un río así como a ras de agua (lo que asociado a una marea viva sin viento da lugar, generalmente, a buenos resultados tanto en la pleamar como en la bajamar. Estas condiciones están regularmente asociadas al paso de un frente caliente).

5. VIENTO:

Preferentemente flojo o nulo.
Si es fuerte provocará desplazamientos de grandes masas de aire, volviendo el panorama meteorológico muy inestable y con agitaciones marítimas fuertes, corrientes de superficie y ondulación.
Asociado a corrientes ensucia el agua en superficie, reduciendo la visibilidad a lo largo.
Su dirección en consonancia con la posición geográfica del campo de caza, puede enturbiar o limpiar el agua.

6. MAREAS:

En la pleamar habrá una mayor concentración de peces junto a las rocas.
En bajamar por lo general el pescado se retirará hacia el fondo, nadará mar adentro o se refugiará en agujeros.
Al calcular el cociente de amplitud de la marea podremos tener una idea de la visibilidad y mar de fondo. Cuánto mayor sea la amplitud mayor será la masa de agua desplazada, luego la mar de fondo será mayor y la visibilidad más pequeña. Fórmula: Substráigase de la altura de la bajamar la de la pleamar.
Las mareas vivas regularmente representan grandes cocientes de amplitud, lo que hace que presenten un riesgo mayor de malas condiciones. Sin embargo, si se tratan de un fenómeno aislado y no van asociadas a mal tiempo (especialmente frentes fríos), son beneficiosas pues las aguas ascienden bastante sobre las rocas, permitiendo a los peces alcanzar cotas con nutrientes que no consiguen habitualmente, concentrando de esta forma muchas especies en la espuma. En bajamar también nos dan una buena oportunidad para acercarnos a la línea costera y observar con detalle las zonas en las que habitualmente cazamos a la espuma, pues estarán al descubierto.
Por lo general la marea determina el sentido de la corriente, lo que condiciona nuestra evolución en la zona de pesca pues la regla dicta que el pescado vendrá en contra de ésta y huirá a su favor.
Los mejores momentos para cazar se sitúan básicamente entre la mitad del flujo de la pleamar y la mitad del flujo de la bajamar.
En el final de la marea la corriente disminuye o para.

7. MAR DE FONDO.

Preferiblemente poca o ninguna.
Si es alta y constante imposibilita una entrada y, sobre todo, una salida seguras.
Puede ensuciar el agua reduciendo la visibilidad (en esta situación, conviene pescar siempre alejados de la orilla, hacia adentro).

8. LUNA

En períodos de luna llena el pescado tiene más oportunidades de alimentarse de noche debido a la mayor luminosidad.
En períodos de luna nueva el pescado tendrá más dificultades al alimentarse por la noche por la ausencia de luminosidad.

Estas son algunos de los factores a tener en cuenta cuando se planifica desde casa una salida o al llegar a la zona de pesca. No son leyes ni axiomas y en diversas situaciones pueden variar bastante... pero espero que puedan ayudarles.

Un abrazo y buenas pescas.

 
< Anterior   Siguiente >
 
   
 
 

Artículos y  noticias relacionadas