shadow_left
Logo MareaViva
Shadow_R

Formulario de acceso

Publicidad

Vida submarina

Ficha de Peces

Conectados

No hay usuarios conectados


 
   
Pesca a la espera PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Administrator   
Thursday, 19 de April de 2007
  Técnicas de Pesca Submarina  
     
 

PROFUNDA

AL AGUJERO

A  LA CAIDA

A LA ESPERA

EN PAREJA

POCO PROFUNDA

 
     
 

PESCA A LA ESPERA

 
     
 

 

Consiste básicamente en jugar con la curiosidad de los peces e intentar que se acerquen lo más posible para poder dispararles.

Uno de los primeros errores que se cometen es el de decir que las esperas se realizan en el fondo. Si bien esto es lo más común; puede ocurrir que se realice en media agua, o en casos más raros, desde la superficie.

Pescando a la esperaPuede que alguna vez hayas intentado quedarte inmóvil en el fondo por que hayas oído hablar a alguien de esta técnica. Supongo que con solo diez segundos de mirar hacia los lados y no ver ni un triste pez en 20 m a la redonda se acabe tu paciencia y hayas desechado por completo esta modalidad, ¿no? Si no es así, puede que algún pez despistado haya sentido curiosidad y merodease a tu alrededor a unos 5 m de ti, y tu, con los pulmones pidiendo auxilio y maldiciendo el poco atrevimiento del dichoso pez optases por la subida, con la consiguiente carcajada del bicho. Bueno, pues eso es una pequeña introducción a la pesca a la espera, que como has podido comprobar, es bastante dificultosa.

Seguramente el poco éxito de tus primeros pinitos en esta modalidad tenga como culpable a una serie de errores que desde aquí intentaremos ayudarte a subsanar.

Esta técnica exige una buena forma física que te proporcionará una mejor apnea y una buena dosis de autocontrol.

  • Has de elegir con antelación el lugar donde realizarás la espera y controlar la ventilación siempre en función de la profundidad. El descenso es una parte fundamental, ha de ser lo más silencioso posible, y, en los últimos metros dejaremos de mover las aletas dejándonos caer de forma similar a una hoja de un árbol. Momentos antes de posarnos sobre el lugar deseado tendremos el fusil en posición y apuntando al lugar elegido.
  • Para que el 'aterrizaje' sea lo más silencioso posible, tendremos en consideración la cantidad de lastre a utilizar, ya que si utilizamos demasiado en vez de posarnos prácticamente caeremos, con los consiguientes ruidos que esto provocaría, pero si utilizamos poco, será bastante difícil permanecer quietos en el fondo y estos movimientos podrán mermar nuestras reservas de aire.
  • Bien, una vez apostados en el lugar que hayamos escogido, solo cabe esperar que la curiosidad del pez le lleve a acercarse lo suficiente a nosotros. Lo que este se aproxime irá, casi siempre, en función de la perfección de nuestra espera, ya que si no permanecemos lo suficientemente inmóviles, éste no se acercara a nosotros, sino que se mantendrá a una distancia prudencial y acabará por irse, por lo que debemos ser lo más discretos posible permaneciendo muy quietos.
  • Una vez que logres evitar ruidos e inmovilizarte bien, ya solo depende del pez, que si bien hay unos más desconfiados que otros, no siempre se acercarán lo suficiente. En el caso de que el pez se acerque, conviene conocer la reacción de cada pez (te animo a que leas la sección de peces de esta web), y nunca precipitarnos en el momento del disparo, cosa que se consigue con la experiencia y el autocontrol.
  • Puede que tu espera no sea todo lo fructífera que pretendías y no se acerque ninguna presa. En este caso, procede a realizar una serie de ruidos que puedan atraer la atención de algún pez que esté merodeando por allí. Puedes hacerlos golpeando la culata del fusil con alguna piedra, pero sin pasarse de fuerza, que no es plan de deshacer la culata contra la roca, unos simples golpecitos bastarán. También puedes frotar arena con los dedos o hacer ruidos guturales con la garganta, sobre esto hay infinidad de teorías, haz uno u otro y dependiendo del éxito que tengas con ellos escoge tú mismo.
  • Otro pequeño consejo es saber que hay ciertos peces que son sensibles a la mirada de su cazador, por lo que aveces es aconsejable cambiar la vista y no mirarlo fijamente, (acuérdate de mirar a la hora de disparar, que si no va a ser difícil que le aciertes) o también puedes tenerlos entrecerrados. Hay unas gafas con efecto espejo que disimulan la mirada del pescador, pero reducen sensiblemente la entrada de luz.

Para terminar y como cierre, decir que la experiencia es el factor más determinante de tu éxito, así que a practicar, eso sí, con mucha prudencia.